limpiar-alfombras

15 trucos para limpiar una alfombra en casa

Cada alfombra es un mundo, y por eso hemos recopilado los 15 trucos más utilizados para limpiar alfombras en casa incluyendo los diferentes tejidos. Para que el lavado sea más fácil, intenta eliminar las manchas al momento siempre que puedas. Si a eso le sumas un mantenimiento mensual, verás como tu alfombra te dura años.

1. Infórmate de las particularidades de tu alfombra.

Es muy importante que antes de lavar la alfombra o verter productos sobre ella, leas atentamente las recomendaciones del fabricante, ya que existen distintos tipos de tejidos y cada uno de ellos requiere una atención particular.

2. Para eliminar manchas de café, bebidas o comida en la alfombra

Utiliza una mezcla de amoníaco y agua tibia, esparciéndola por la zona afectada y secándola a continuación.

3. Reaccionar con rapidez ante las manchas

Actúa justo cuando veas que la alfombra se ha manchado. Lavar al momento es crucial para evitar que las manchas perduren.

4. Pasa la aspiradora

Las alfombras acumulan bacterias y polvo con mucha facilidad. Por eso, es esencial pasarles la aspiradora de 2 a 3 veces al mes.

5. Quitar las manchas de las alfombras de lana

Si tu alfombra es de lana y muy delicada, ten más cuidado para no desgastar las fibras. Puedes emplear dos sencillos trucos: o bien retiras el cepillo de la aspiradora o bien puedes colgarla de los extremos y golpearla con algún tipo de escobillón.

6. El secreto para limpiar alfombras de pelo

En el caso de las alfombras de pelo corto o sintéticas, el proceso es muy sencillo. Tan sólo debes aspirarla por los dos lados.

7. Esterillas

Las esterillas son el tipo de alfombras más fáciles de lavar. Frótalas con una mezcla de agua y jabón, enjuágalas bien y sécalas después.

8. Limpieza profunda

Para mantener tu alfombra limpia es esencial que una vez al año hagas una limpieza profunda. Sobre todo recuerda hacerlo siempre por ambos lados.

9. Productos para limpiar alfombras

En el mercado existen distintos tipos de detergentes limpiadores y champús para alfombras muy efectivos, especialmente si son en seco y en polvo. El amoníaco, el vinagre, la sal o el bicarbonato también suelen ser muy efectivos, excepto con las delicadas alfombras de lana.

10. Eliminar los olores de la alfombra

Seguramente tienes por casa un antiolores muy eficaz que se llama bicarbonato. Para eliminar olores de una alfombra, aspírala primero, esparce después bicarbonato por toda la superficie del tejido, espera unas horas y vuelve a aspirar para retirar el producto por completo.

11. Reavivar los colores de la alfombra

Si tu alfombra se ha quedado sin color, mezcla un poco de detergente líquido con amoníaco y espárcelo con cuidado por todo el tejido, sin empaparlo demasiado y haciendo especial hincapié en las zonas más sucias. Deja secar en un lugar bien ventilado y finalmente pasa la aspiradora. Antes de comenzar todo el proceso es recomendable que hagas una prueba en un lugar poco visible.

12. Evita mojar la alfombra

Obviamente es necesario usar líquidos para quitar las manchas más persistentes, pero evita a toda costa empapar demasiado la alfombra, pues eso generará humedades cuyo olor es difícil de erradicar.

13. Eliminar la humedad

Si tu alfombra ya está empapada porque las has humedecido demasiado para lavarla, coge un secador o déjala al lado de un ventilador si la superficie es mayor. Evita secar la alfombra al sol porque podrías dañar el color y las fibras.

14. Limpieza en seco

Limpia preferiblemente tu alfombra en seco siempre que puedas. Para ello existen jabones en polvo que resultan a menudo mucho más efectivos, rápidos y menos abrasivos. El lavado con jabón líquido puede dejar la alfombra mojada durante varias horas y generar malos olores.

15. Ayuda de profesionales

Todos esto son consejos que puedes aplicar en tu casa para lavar tu alfombra de forma económica y con cierta facilidad. Sin embargo, no descartes tener que pedir la ayuda de profesionales si las manchas persisten o si los tejidos de tus alfombras son demasiado delicados.